La competitividad laboral en el contexto actual

//La competitividad laboral en el contexto actual

La competitividad laboral en el contexto actual

Después de la serie de artículos sobre la industria de la Tecnología de la Información nuestra propuesta es de retomar algunos temas generales sobre el mercado laboral y debatir información fundamental para el proceso de búsqueda de trabajo y/o reclutamiento en todas las ramas de las ingenierías y no solamente TI.

Para entender el contexto en que nos desempeñamos, partimos con una mirada sobre el escenario del mercado laboral chileno en este momento.

Cifras optimistas, contexto pesimista

Según estadísticas del INE la tasa del desempleo en Chile registra una baja durante el segundo trimestre de este año y las cifras se mantienen optimistas, sorprendentemente por debajo de lo pronosticado, en solo un 6,5%.  Sin embargo a diferencia del año pasado,  tanto la tasa de creación de trabajos, como la de destrucción de trabajos han mantenido su tendencia ascendente, esta última siendo dominante.

Desafortunadamente esto indica que en ciertos sectores los puestos de trabajo desaparecen con la misma velocidad con la que han sido creados. Las cifras muestran que hay una gran cantidad de trabajos temporales generados por acontecimientos puntuales como la Copa América por ejemplo, pero que no tienen sustentabilidad el tiempo.

Por otro lado, bajo la crisis internacional, en términos de crecimiento económico, para Chile el 2015 es uno de los peores años desde 1990. Esto viene de la mano con fuertes recortes en proyectos de inversión y baja empleabilidad. En cualquier área.

“Se busca trabajo”

¿Cómo se traduce esto? En inestabilidad laboral, preocupación por parte de los empleados y angustia por parte de los que están buscando trabajo. En 2015 han aumentado los tiempos para encontrar trabajo a doce meses y han bajado las expectativas de aumento de sueldo o capacitaciones a cargo del empleador.

En este complejo contexto los empleadores – tanto públicos como privados – buscan la forma de reinventarse tras la necesidad de reducir los gastos. Esto puede significar desde políticas “ecológicas” de gastar menos electricidad o papel, hasta cerrar departamentos enteros y despedir gente. Sin duda van a evaluar muy bien a la hora de tomar la decisión de si su equipo necesita o no de un nuevo integrante. No sólo por temas de presupuesto, sino también  porque la búsqueda se hace muy costosa en términos de tiempo dedicado al screening del número abultado de candidatos postulando.

Definitivamente 2015 no es el mejor año para aventurarse en búsqueda de nuevas oportunidades laborales. Lo recomendable es mantener la estabilidad.

By |April 22nd, 2016|coaching|0 Comments

About the Author:

Ingeniero Civil Mecánico con más de 10 años de experiencia desarrollando mercados para empresas en etapa temprana. Fundador de Conexión Ingenieros, empresa líder en la gestión del talento en ingeniería.